Últimos temas
» CRONOLOGIA HTML STAR WARS
Miér Dic 23, 2015 12:24 am por Charlotte

» Firmas html
Mar Dic 22, 2015 10:55 pm por Charlotte

» Serpents in my mind
Lun Dic 21, 2015 7:35 am por Charlotte

» Ficha de prueba - Cornflake girl
Dom Oct 18, 2015 6:30 pm por Charlotte

» Ficha de prueba - Blue cowboy
Dom Oct 18, 2015 4:43 pm por Charlotte

» FICHA MODELO STAR WARS
Dom Oct 18, 2015 3:49 am por Charlotte

» Ficha Cecile
Mar Oct 13, 2015 8:09 am por Charlotte

» NUEVAS RELAS - ALL THE KIDS
Vie Ene 30, 2015 4:34 pm por Charlotte

» Relaciones Char/Clarimond
Vie Ene 30, 2015 3:42 pm por Charlotte


Clarimond ficha

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Clarimond ficha

Mensaje por Charlotte el Dom Oct 12, 2014 5:24 am

Nombre Completo:
Helena Clarimond Green

Avatar:
Lindsay Ellingson

Edad:
29 años.

Fecha de Nacimiento:
25 de Abril, 1985

Nacionalidad:
Británico-Francesa.

Orientación sexual:
Heterosexual, con ligeras inclinaciones lésbicas.

Grupo:
Ciudadanos

Ocupación:
Diseñadora de modas. Modelo ocasional.

Descripción Psicológica
Mínimo 20 líneas.

Gustos
El pop. Más la música que la cultura en sí, aunque es de esta de la que rescata varios elementos para sus diseños. Si le mencionas a Madonna o a Lady Gaga te ganas su atención completa por al menos, 1 minuto. Y puede enorgullecerse de haber asistido a conciertos suyos.
La multicultura. Una de las muchas razones por las que se dedicó a la moda, pues ama la diversidad histórica y cultural de cada país, desde las vestimentas hasta las costumbres, música y platillos regionales.
Perfumes. Es una fanática empedernida, en especial de los aromas frescos y florales. Los frutales no se quedan nada atrás.
Viajar. Pese a que conocido distintos países, para ella nunca es suficiente.
Literatura romántica,así como dramática. Adora a Shakespeare y Baudelaire, no obstante, suele leer de todo un poco.
Que crean que es hombre cuando mencionan su nombre artístico: Clarimond Green. Más que la confusión, le divierte la sorpresa cuando ven cara a cara a la diseñadora tras la firma de ropa.
Flores. Desde sus colores y formas hasta sus aromas, las fanatiza. Es de estas así mismo que toma inspiración para crear sus diseños.
Las pasarelas, obviamente. No importa la temática, temporada o diseñador con tal de ver la inspiración del artista confeccionada en una prenda. ¿Su favorito? Jean Paul Gaultier, su ídolo además.

Disgustos
Los estereotipos y las etiquetas, con una aversión más clara a los de tipo sexista. Siempre está buscando romperlos en todas las cosas que realiza.
La homofobía, y la discriminación a quienes comparten orientaciones sexuales distintas. Su tío materno, Louis , quien le guió por el camino del diseño se vio siempre atacado por el rechazo y escrutinio social y es de ahí, desde su infancia donde nació su antipatía hacia este mal de la sociedad.
El incienso. A menos que sea uno de olor muy suave y fino, pero en sí detesta el humo que desprenden.
Humo de cigarro, y el de la leña. Faltaba más.
Colores fosforescentes. Si bien le encanta lo brillante, la cosa cambia mucho cuando se trata de tonos que traumatizan la pupila. Incluso han llegado a causarle jaquecas.
Que le hagan perder el tiempo. Verdaderamente le enerva, y no tiene miramientos para con las personas que le hacen esto.
La comida grasosa. El asco es inmediato con solo verla, y antes prefiere comer algodón que una hamburguesa escurriendo de aceite.
Que le vean cara de tonta, más con el estereotipo clásico de mujer rubia. Puede llegar a ser tan astuta (y desgraciada) como un zorro cuando lo desea.
Que le mientan en la cara. Se debe tener muy poca o nula decencia para esto.
Gente demasiado seria. Más que una molestia, a la larga le aburren.
Estereotipos de belleza que atentan contra la salud. Ella sabe lo que es la anorexia y la bulimia, por eso imparte conferencias sobre dichos trastornos a sus modelos
La falta de sonrisas, más aún en sus chicas. Es que las caras largas y los ceños fruncidos no son lo suyo, en definitiva.
Que se peguen a ella todo el tiempo, como garrapatas. Necesita su espacio para respirar.
Fobias
▲ La oscuridad absoluta. Tuvo una experiencia traumática en su infancia al caer accidentalmente a un pozo. Cuando no puede dormir con alguna luz encendida en su habitación, las cortinas son corridas para dejar pasar la iluminación del exterior de las calles.
Es claustrofóbica, a consecuencia del mismo incidente.

Manías
No puede ver a una persona descuidada en su aspecto personal o mal vestida, pues tiene una obsesión por la estética y la elegancia. La misma tiene que alejarse de su vista o sufrir su asesoría e incuso, arreglos en ese mismo instante por parte de la rubia.

Datos Históricos
Puede ir tanto en formato de párrafos como en bulletpoints explicando brevemente la historia del personaje, de dónde es, cómo llegó a Sheffield y sobretodo cómo llegó a Woodstock si pertenece al personal de la disquera. El mínimo de líneas es 10.

Familiares
▲Marius Andresse Green - Padre. 59 Años.
Jasmine  - Madre. 54 años
Selene Cameron Green  - Hermana gemela. 29 años
▲ Dato aquí.

Otros Datos
Es dueña de su propia linea de ropa, en donde destaca la alta costura tanto femenina como masculina. A excepción de los últimos, sus diseños se caracterizan por siempre llevar encaje o, en su defecto texturas brillantes, no escatimando ni en creatividad ni en medios para idear nuevos patrones y tendencias.

Mide los 1.80 de estatura íntegros. La diferencia entre ella y Selene es que la segunda es 4 cm más baja, y un poco más voluptuosa.

Tiene una gatita siamesa de nombre Haydée, su adoración. Adoptada de un centro de rescate de animales de la calle, le ha puesto aquél nombre por el personaje de la esclava griega en "El conde de Montecristo", una de sus novelas favoritas.

♝Su segundo nombre fue dado por sus padres en honor a Clarimonde, personaje del relato "La Morte Amoureuse", de Théophile Gautier .
Woodstock Records



Charlotte
Admin

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 02/06/2012

Ver perfil de usuario http://amaranth.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Clarimond ficha

Mensaje por Charlotte el Sáb Nov 01, 2014 11:43 pm

Nombre Completo:
Helena Clarimond Green Chevalier

Avatar:
Lindsay Ellingson

Edad:
29 años.

Fecha de Nacimiento:
25 de Abril, 1985

Nacionalidad:
Francesa

Orientación sexual:
Heterosexual, con ligeras inclinaciones lésbicas.

Grupo:
Artistas

Ocupación:
Diseñadora de modas. Modelo ocasional.

Descripción Psicológica
Sin lugar a dudas, una mujer que consigue lo que quiere. Se trate de cosas, información, objetivos personales... o inclusive hombres. Sea como sea, la francesa difícilmente quita el dedo del renglón hasta ver sus metas cumplidas tal y como ella decida, y no hay un pero que le valga ni un "no" que le detenga si su causa es justa. O si la tentación es lo demasiado fuerte como para dejarla pasar solo así, sin poseerla para librarse de ella. Podría ser un tanto caprichosa, sin embargo nunca para llegar al grado obsesivo ni mucho menos, ser avariciosa, pues considera que los placeres son tan efímeros que no vale la pena dedicarse solo a uno, e infinitos para entregarse a todos ellos. ¿Hedonista? Su propia profesión ya le complace lo suficiente para poder considerarlo como un trabajo en realidad, y es de ahí donde comienza su pasión por la vida.

Eso sí, se ha ganado todo lo que ahora tiene a pulso (nadie dijo que sería fácil) y aún con sus dificultades, disfruta de todo el proceso de esfuerzo hasta obtener aquello que tanto desea. Distará mucho de ser perfecta, y comete errores como el mundo entero lo hace pero, procura aprender de ellos en vez de lamentarse. En conclusión no tiende a los arrepentimientos, ya considerados de por si una pérdida de tiempo por la joven a quien no le importa lo que la gente diga de su persona pues, a final de cuentas siempre hace lo que quiere, no le debe cuentas a nadie. Por tanto, si lo que opinen sobre ella no le hace un poco más feliz o no le ayuda a superarse en algún punto, directamente se lo pasa por el arco del triunfo. Si está a gusto con su propia consciencia, ¿Por qué habría de preocuparse?

Sumamente alegre y relajada, le encanta hacer bromas aunque claro, jamas hasta el punto de ofender a alguien, por el simple respeto que todos sus semejantes merecen. El mismo respeto con el que le gusta ser tratada, hablándose entonces de alguien que pide lo mismo que da. Le gusta ser humilde y gentil, demostrando desde siempre la educación con la que fue criada y el encanto que su madre le heredo. Todas las mañanas, al ingresar a su trabajo se olvida de los problemas del día anterior para ofrecer su mejor sonrisa y un sincero "¡Buenos días, cielo!" a la gente que colabora con ella, y a la que tanto aprecia. Desde sus camaradas de ventas y diseño hasta los encargados del aseo, para ella no existe distinción: todos son sus iguales, la gente sin la cual su empresa no saldría adelante. Los que hacen posible que su sueño hecho realidad siga en pie. De manera igualitaria, se porta detallista y cariñosa. Puede llegar a ser muy amorosa con sus mas cercanos en parte por gratitud, en otra por costumbre y en tercera, por el simple gusto de dar un piropo, un abrazo u otra muestra de afecto que le nazca y crea conveniente. Y no duda por supuesto en explotar su lado divertido, aquél donde la joven se la pasa poniendo apodos a amistosos con quienes tiene confianza, o algunos menos afables para quienes le caen mal aunque, nunca con la intensión de hacer sentir mal.

Franca, aunque no por ello quiere decir que omita medirse a la hora de manifestar cuando algo o alguien le desagrada, porque siempre encuentra una manera de suavizar sus palabras o expresiones. ¿Y cuando alguien en cambio, le roba el aliento? Bueno, es mas difícil ocultarlo... sin embargo, una dama nunca olvida lo que es. Lleva las cosas con calma en cuestiones amorosas, sin darles demasiada importancia a pesar de que la pasión es algo que lleva a flor de piel. Aspecto que se descubre una vez que se ha dado un nivel mas intenso de cercanía en sus relaciones personales, y no antes. Ademas, el tira y afloja es mucho mas divertido que derrapar la banqueta... y ella lo sabe.

Coqueta por naturaleza, romántica por inspiración. Por supuesto, se esconde una muda vanidad; se sabe hermosa, magnífica. En ello forja día a día su seguridad y su escudo pues, a nadie (exceptuando su familia) podría amar más que a sí misma, y eso es todo lo que necesita. Lo demás le llega solo y en bandeja de plata. Podría entonces, pecar a menudo de ser un poco superficial en estos ámbitos al valerse de la estética con la que se rodea. Y lo admite, aunque de forma igualitaria sabe apreciar las virtudes de una persona lo suficiente para darle su lugar y pensar en si vale o no la pena... incluso cuando es mejor para el otro que ella se retire, antes de que las cosas se pongan (aterradoramente) serias para ella. Quizá uno de sus más grandes defectos es justo aquél, que teme al compromiso como un gato lo haría de una aspiradora. Pero eso no quiere decir que se va a portar como una grandísima imbécil, ya que sabe cuando y cómo partir, de la forma menos dolorosa para ambas partes. Una manera incluso elegante... porque la clase no es algo que se dé al vestir una prenda, sino con lo que se nace. Ella es quien es, y lo adora tanto que no lo cambiaría por nada.

Ni por nadie.

Gustos
El pop. Más la música que la cultura en sí, aunque es de esta de la que rescata varios elementos para sus diseños. Si le mencionas a Madonna o a Lady Gaga te ganas su atención completa por al menos, 1 minuto. Y puede enorgullecerse de haber asistido a conciertos suyos.
La multicultura. Una de las muchas razones por las que se dedicó a la moda, pues ama la diversidad histórica y cultural de cada país, desde las vestimentas hasta las costumbres, música y platillos regionales.
Perfumes. Es una fanática empedernida, en especial de los aromas frescos y florales. Los frutales no se quedan nada atrás.
Viajar. Pese a que conocido distintos países, para ella nunca es suficiente.
Literatura romántica,así como dramática. Adora a Shakespeare, Baudelaire, Tolstói y Rousseau. Suele leer de todo un poco.
La pintura. Más admirarla que realizarla, pues no se considera buena en ello, y menos a lado de su padre.
Que crean que es hombre cuando mencionan su nombre artístico: Clarimond Green. Más que la confusión, le divierte la sorpresa cuando ven cara a cara a la diseñadora tras la firma de ropa.
Flores. Desde sus colores y formas hasta sus aromas, las fanatiza. Es de estas así mismo que toma inspiración para crear sus diseños.
Las pasarelas, obviamente. No importa la temática, temporada o diseñador con tal de ver la inspiración del artista confeccionada en una prenda. ¿Su favorito? Jean Paul Gaultier, su ídolo además.
Los animales. De no ser porque su departamento es pequeño y su trabajo absorbente, podría tener un zoo en su hogar.
Los hombres (por supuesto), y la seducción que se puede desenvolver cuando existe la suficiente química entre amantes.
Ir de compras... o ya el simple hecho de pasear por los centros comerciales.
Gente culta. Le son increíblemente atractivas estas personalidades.
Extranjeros. Adora que le cuenten sobre los lugares de los que provienen.

Disgustos
☼ Los estereotipos y las etiquetas, con una aversión más clara a los de tipo sexista.
☼ Que le hagan perder el tiempo. Verdaderamente le enerva, y no tiene miramientos para con las personas que le hacen esto.
☼ La homofobia, y la discriminación a quienes comparten orientaciones sexuales distintas. Su tío materno, Louis , quien le guió por el camino del diseño se vio siempre atacado por el rechazo y escrutinio social y es de ahí, desde su infancia donde nació su antipatía hacia este mal de la sociedad.
☼ Que le mientan en la cara. Se debe tener muy poca o nula decencia para esto.
☼ El incienso. A menos que sea uno de olor muy suave y fino, pero en sí detesta el humo que desprenden.
☼ El humo de cigarro, y el de la leña. Faltaba más.
☼ Colores fosforescentes. Si bien le encanta lo brillante, la cosa cambia mucho cuando se trata de tonos que traumatizan la pupila. Incluso han llegado a causarle jaquecas.
☼ La comida grasosa. El asco es inmediato con solo verla, y antes prefiere ingerir algodón empapado en jugo de naranja que una hamburguesa escurriendo de aceite.
☼ Que le vean cara de tonta, más con el estereotipo clásico de mujer rubia. Puede llegar a ser tan astuta (y desgraciada) como un zorro cuando lo desea.
☼ Gente demasiado seria. Más que una molestia, a la larga le aburren.
☼ Estereotipos de belleza que atentan contra la salud. Ella sabe lo que es la anorexia y la bulimia en carne propia, por eso imparte conferencias sobre dichos trastornos a sus modelos
☼ Que la gente no sonría, más aún en sus chicas. Es que las caras largas y los ceños fruncidos no son lo suyo, en definitiva.
☼ Que se peguen a ella todo el tiempo, como garrapatas. Le encanta la compañía, pero también necesita su espacio para respirar.
☼ Gente malhumorada y/o amargada.
Fobias
♦ La oscuridad absoluta. Tuvo una experiencia traumática en su infancia al caer accidentalmente a un pozo. Cuando no puede dormir con alguna luz encendida en su habitación, las cortinas son corridas para dejar pasar la iluminación del exterior de las calles.

♦ Es claustrofóbica, a consecuencia claro del mismo incidente.

♦ Los pozos, algo que todavía no puede superar. Otros lugares húmedos y oscuros le traen una sensación muy similar.

Manías
No puede ver a una persona descuidada en su aspecto personal o mal vestida, pues tiene una obsesión por la estética y la elegancia. La misma tiene que alejarse de su vista o sufrir su asesoría e incuso, arreglos en ese mismo instante por parte de la rubia.

Agarrarse el cabello. Sea echarlo para atrás, jugar con mechones de él o hacerse trenzas improvisadas cuando menos piensa que ya lo está haciendo.

 Decir palabras como "corazón", "mi vida" "cielo" o mejor aún, "Mon chéri", "Mon Amour" y tantas semejantes, en cualquiera idioma que sepa básicamente a todo el mundo, sin embargo puede distinguirse cuando es con cariño o de manera casi despectiva.

Datos Históricos
Lo que se trató en un comienzo en un simple viaje vacacional, se convirtió en lo mejor que el joven Andresse pudiera haber hecho. En una infausta mala racha de ex-universitario recién egresado (y desempleado) al considerar que ya tenia poco para perder después de que rechazaran su trabajo en todos lados, quizás la mejor idea fuese despejarse en dicho viaje para a su regreso, probar suerte en otra carrera mas socorrida, pese a su enorme talento y fervor por el arte. Fue en un pequeño pueblo cercano a Orleans, la capital, donde la encontró: Una belleza de cascadas de oro resbalando desde sus sienes hasta sus hombros, labios de cereza y brillantes esmeraldas para admirar un mundo que no podía combatir contra su encanto, mas un nombre que no era suficiente para representar toda su magnificencia: Jasmine. El romance fue inmediato, y apasionado como sólo puede serlo el de un artista y su musa. Aún cuando la familia tuviera que partir ya, Marius se las arregló económicamente para quedarse en Francia con el pretexto de que necesitaba pintar mas cuadros de ella. Sus pinturas adornaban las esquinas y alamedas para ser vendidas y ahí, alguien más admiró sus obras: Un inversionista de arte, que le propuso hacerse cargo de un mural en una iglesia cercana. Ese fue su momento de despegue. Nadie es profeta en su tierra y todo el éxito que halló en país extranjero fue lo suficiente para poder quedarse con el amor de su vida. La boda vino un año y medio después, y un par de meses más adelante la noticia de que serían padres.

De mellizas. Doble responsabilidad... pero también: doble felicidad. Al tener la vida hecha en Francia fue ahí donde las pequeñas nacieron y se criaron, pasando todos los veranos en la pequeña hacienda de su abuelo materno. Helena y Selene no eran las típicas gemelas unidas en todo momento y vestidas como clones, incluso resultaban tan distintas la una de la otra en personalidad que el parecido físico era el único argumento para probar que eran mellizas. Lo que una tenía de tímida, a la otra le sobraba de astuta y done una mostraba más gentileza, la contraria hallaba fallas para congeniar con cualquiera o mantener su paciencia. La diva y el ratón de biblioteca. La que desde temprano ya iba interesada en lucir el vestido y los zapatos más bonitos para causar la envidia en sus compañeritas, y la que prefería leer un libro de aventuras con su abuelo o acampar con su tío, admirando las catarinas y maripositas. Adivinad cual era cual.

Clarimond, pese a ser la que siempre terminaba quedando detrás de la sombra de Selene en encantos y simpatía, no dejaba de admirarla. Claro, en secreto deseó tener un cabello la mitad de brilloso que la suya, o ser igual de fotogénica pero, al no recibir la misma atención que Cameron, al menos le quedaba el consuelo de aprender algo nuevo todos los días en el sosiego de la gran biblioteca de su abuelo, y el correr de las páginas de cada ejemplar que devoraba con avidez desde casi los 5 años.

Entonces vino el accidente. Acababan de cumplir los 7 cuando el verano pareció mas bien un invocamiento al maelstrom. Curiosa como era, la pequeña Clari no perdió la oportunidad de curiosear por los alrededores cuando la lluvia amainó un poco, aunque le hubiese convenido más si hubiese seguido los consejos de su madre al no acercarse demasiado a la poza, ni aunque fuera para saber de una buena vez qué era eso que brillaba tanto al fondo del agua. Solo ponerse de puntillas un momento, un segundo y podría ver... tan de cerca que su mano resbaló del frío y húmedo borde, y la caída fue inevitable. Unos cuantos céntimos no compensaron el increíble dolor en su rodilla y el espanto de estar atrapada en semejante lugar, sin nadie que le ayudase o que le escuchara gritar. Alguien la vio caer, mas no dijo palabra alguna. No hasta 2 horas mas tarde, tras buscarla por toda la casa dieron con ella y la sacaron de ahí tiritando de frío y miedo.

Tardó demasiado para volver a salir sin pánico, encerrada en casa con alguno de los miembros de su familia cuando no iba al colegio. Cada uno le distraía en la forma que mejor podía, sea narrándole emocionantes historias de aventuras, enseñándole a pintar y colorear, hacer manualidades o probar nuevos vestidos en sus muñecas, cuando no en ella misma. La tercera actividad empezaba a enraizar su gusto en la rubia, mas interesada en las variedades y diseños de estos, sus colores y texturas que en la vanidad de lucirlos. Pronto comenzó a confeccionar, con ayuda de su tío Jean los atuendos de sus juguetes. Los años transcurrieron y ella se daba cada vez más viva cuenta de que lo quería ser cuando fuese grande. Y conforme crecía, su estatura le jugaba a favor para convertirse en modelo si así lo deseaba, pero ella estaba segura de que no quería ser admirada por su figura y sus piernas largas en pasarela, sino por su talento y buen gusto: iba a ser diseñadora de modas. Narcisse le enseño todo cuanto sabía de la materia, puesto que a pesar de ser contador, su sueño frustrado fue dedicarse a la costura y la moda; teniendo entonces un amplio conocimiento y práctica de ellas no dudó en apoyar a la joven pre-adolescente.

Ya cruzaba los 13 cuando, en una confesión -muy tardía- de pijamada, Camerón le reveló que ella le había visto resbalar a la poza cuando eran niñas, pero no lo había dicho a nadie por temor a que le regañasen al no haberla ayudado, o advertido... lo que le hizo ganar boleto directo a un encierro en un cuarto obscuro lleno de maniquíes por parte de Helena al día siguiente. Ojo por ojo, trauma por trauma. Este fue el génesis de la hostilidad a veces no tan sutil que las hermanas llevarían casi de por vida.

A los 16, en un último intento de la madre para disuadirla a que siguiera sus pasos, Clari tomó un curso de modelaje profesional con el que empezó a abrirse camino en el mundo de la moda, pero no le hizo desistir de su ideal. Dos años mas tarde ingresó a la universidad con la carrera de sus sueños, desviviéndose por su estudio sin embargo, llevando las mejores notas. La aceptación de su trabajo fue gradual desde el comienzo, pero exitosa. Para su último año de curso ya contaba con dos empresas que la querían en su bando, además de un prometido encantador con el cual se casaría a la primera oportunidad tras terminar sus estudios mientras que su hermana, pronto se graduaría de la facultad de derecho. A sus 22 se dio el lujo de irse con el mejor postor para ella: quien le ofreció el lugar más acorde a lo que adoraba (el diseño), aunque con un sueldo más bajo que el contrincante que le solicitaba para un puesto casi mediocre a la perspectiva de la rubia, en la misma rama pero mas técnico y menos artístico. No era riqueza lo que buscaba y lo dejó claro desde el principio, por lo que no existió nada parecido al arrepentimiento en la francesa,. Ella confiaba en que los verdaderos frutos vendrían después.

Llegó sin embargo, el evento que marcaría su última metamorfosis. Llegaba a su hogar con la buena noticia de que tras todos los duros meses de trabajo, podría pedir un traslado a cualquiera de las dos sedes de la empresa para la que laboraba, sea en Italia o en Inglaterra, mas apenas abrir la puerta se halló con Selene... besándose, ni más ni menos que con su futuro esposo. El compromiso se fue al diablo, junto con su creencia en el matrimonio y por demás, en los hombres; aunado por supuesto el respeto hacia su gemela. Poco y al final, nada de la joven fiel hasta con el pensamiento, tímida y recatada fue quedando. Para variar, sobrevino la noticia de que un familiar -por parte del padre- se encontraba enfermo y deseaba que la familia le visitara. Clarimond no lo pensó más, y pidió el traslado a Inglaterra por lo que, al retirarse la familia cuando su pariente se hubo recuperado, ella se quedó en tierras británicas, en Sheffield.

A los 27, con la experiencia y creatividad necesarias funda su primera linea de ropa, en un principio llamada Turquoise Dream. Su tío Jean (a quien contrató para que llevara las finanzas en su firma) le recomienda que cambie el nombre y así lo realiza, dejando su identidad completa a la compañía con su mención. Esta se mantiene en crecimiento lento, aunque constante hasta que llega el momento en que tiene que dedicarse a ella por completo, dejando con gratitud su trabajo en la sociedad que le abrió primero las puertas, y con las que aún mantiene alianza. Actualmente continua dirigiendo su casa de modas, y apareciendo en algunas campañas del mismo rubro como socia, o como modelo.

Familiares

₪ Marius Andresse Green | Padre | 59 Años. Británico-francés. Pintor
₪ Jasmine Anneliese Chevalier | Madre | 54 años. Francesa. Ex-modelo y ama de casa.
₪ Selene Cameron Green Chevalier | Hermana gemela | 29 años. Abogada.
₪ Baptiste Chevalier | Abuelo materno. Ex- soldado
₪ Jean Narcisse Chevalier | Tio materno | 57 años. Francés. Contador.
 

Otros Datos
En su linea propia de ropa destaca la alta costura tanto femenina como trajes sastre y cortes deportivos para caballero. A excepción de los últimos, sus diseños se caracterizan por llevar casi siempre, encaje o en su defecto texturas brillantes, no escatimando ni en creatividad ni en medios para idear nuevos patrones y tendencias.

Mide los 1.80 de estatura íntegros. La diferencia entre ella y Selene (la menor) es que la segunda es 4 cm más baja, y un poco más voluptuosa.

Tiene una gatita siamesa de nombre Haydée, su adoración. Adoptada de un centro de rescate de animales de la calle, le ha puesto aquél nombre por el personaje de la esclava griega en "El conde de Montecristo", una de sus novelas favoritas.

Su segundo nombre fue dado por sus padres en honor a Clarimonde, personaje  del relato "La Morte Amoureuse", de Théophile Gautier.

Nunca llegó a conocer a su abuela materna, Marie Helena Chevalier, pues esta hubo fallecido muchos años antes.
Woodstock Records


Última edición por Charlotte el Dom Dic 28, 2014 11:05 am, editado 2 veces

Charlotte
Admin

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 02/06/2012

Ver perfil de usuario http://amaranth.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Clarimond ficha

Mensaje por Charlotte el Dom Dic 28, 2014 10:43 am

Lo que se trató en un comienzo en un simple viaje vacacional, se convirtió en lo mejor que el joven Andresse pudiera haber hecho. En una infausta mala racha de ex-universitario recién egresado (y desempleado) al considerar que ya tenia poco para perder después de que rechazaran su trabajo en todos lados, quizás la mejor idea fuese despejarse en dicho viaje para a su regreso, probar suerte en otra carrera mas socorrida, pese a su enorme talento y fervor por el arte. Fue en un pequeño pueblo cercano a Orleans, la capital, donde la encontró: Una belleza de cascadas de oro resbalando desde sus sienes hasta sus hombros, labios de cereza y brillantes esmeraldas para admirar un mundo que no podía combatir contra su encanto, mas un nombre que no era suficiente para representar toda su magnificencia: Jasmine. El romance fue inmediato, y apasionado como sólo puede serlo el de un artista y su musa. Aún cuando la familia tuviera que partir ya, Marius se las arregló económicamente para quedarse en Francia con el pretexto de que necesitaba pintar mas cuadros de ella. Sus pinturas adornaban las esquinas y alamedas para ser vendidas y ahí, alguien más admiró sus obras: Un inversionista de arte, que le propuso hacerse cargo de un mural en una iglesia cercana. Ese fue su momento de despegue. Nadie es profeta en su tierra y todo el éxito que halló en país extranjero fue lo suficiente para poder quedarse con el amor de su vida. La boda vino un año y medio después, y un par de meses más adelante la noticia de que serían padres.

De mellizas. Doble responsabilidad... pero también: doble felicidad. Al tener la vida hecha en Francia fue ahí donde las pequeñas nacieron y se criaron, pasando todos los veranos en la pequeña hacienda de su abuelo materno. Helena y Selene no eran las típicas gemelas unidas en todo momento y vestidas como clones, incluso resultaban tan distintas la una de la otra en personalidad que el parecido físico era el único argumento para probar que eran mellizas. Lo que una tenía de tímida, a la otra le sobraba de astuta y done una mostraba más gentileza, la contraria hallaba fallas para congeniar con cualquiera o mantener su paciencia. La diva y el ratón de biblioteca. La que desde temprano ya iba interesada en lucir el vestido y los zapatos más bonitos para causar la envidia en sus compañeritas, y la que prefería leer un libro de aventuras con su abuelo o acampar con su tío, admirando las catarinas y maripositas. Adivinad cual era cual.

Clarimond, pese a ser la que siempre terminaba quedando detrás de la sombra de Selene en encantos y simpatía, no dejaba de admirarla. Claro, en secreto deseó tener un cabello la mitad de brilloso que la suya, o ser igual de fotogénica pero, al no recibir la misma atención que Cameron, al menos le quedaba el consuelo de aprender algo nuevo todos los días en el sosiego de la gran biblioteca de su abuelo, y el correr de las páginas de cada ejemplar que devoraba con avidez desde casi los 5 años.

Entonces vino el accidente. Acababan de cumplir los 7 cuando el verano pareció mas bien un invocamiento al maelstrom. Curiosa como era, la pequeña Clari no perdió la oportunidad de curiosear por los alrededores cuando la lluvia amainó un poco, aunque le hubiese convenido más si hubiese seguido los consejos de su madre al no acercarse demasiado a la poza, ni aunque fuera para saber de una buena vez qué era eso que brillaba tanto al fondo del agua. Solo ponerse de puntillas un momento, un segundo y podría ver... tan de cerca que su mano resbaló del frío y húmedo borde, y la caída fue inevitable. Unos cuantos céntimos no compensaron el increíble dolor en su rodilla y el espanto de estar atrapada en semejante lugar, sin nadie que le ayudase o que le escuchara gritar. Alguien la vio caer, mas no dijo palabra alguna. No hasta 2 horas mas tarde, tras buscarla por toda la casa dieron con ella y la sacaron de ahí tiritando de frío y miedo.

Tardó demasiado para volver a salir sin pánico, encerrada en casa con alguno de los miembros de su familia cuando no iba al colegio. Cada uno le distraía en la forma que mejor podía, sea narrándole emocionantes historias de aventuras, enseñándole a pintar y colorear, hacer manualidades o probar nuevos vestidos en sus muñecas, cuando no en ella misma. La tercera actividad empezaba a enraizar su gusto en la rubia, mas interesada en las variedades y diseños de estos, sus colores y texturas que en la vanidad de lucirlos. Pronto comenzó a confeccionar, con ayuda de su tío Jean los atuendos de sus juguetes. Los años transcurrieron y ella se daba cada vez más viva cuenta de que lo quería ser cuando fuese grande. Y conforme crecía, su estatura le jugaba a favor para convertirse en modelo si así lo deseaba, pero ella estaba segura de que no quería ser admirada por su figura y sus piernas largas en pasarela, sino por su talento y buen gusto: iba a ser diseñadora de modas. Narcisse le enseño todo cuanto sabía de la materia, puesto que a pesar de ser contador, su sueño frustrado fue dedicarse a la costura y la moda; teniendo entonces un amplio conocimiento y práctica de ellas no dudó en apoyar a la joven pre-adolescente.

Ya cruzaba los 13 cuando, en una confesión -muy tardía- de pijamada, Camerón le reveló que ella le había visto resbalar a la poza cuando eran niñas, pero no lo había dicho a nadie por temor a que le regañasen al no haberla ayudado, o advertido... lo que le hizo ganar boleto directo a un encierro en un cuarto obscuro lleno de maniquíes por parte de Helena al día siguiente. Ojo por ojo, trauma por trauma. Este fue el génesis de la hostilidad a veces no tan sutil que las hermanas llevarían casi de por vida.

A los 16, en un último intento de la madre para disuadirla a que siguiera sus pasos, Clari tomó un curso de modelaje profesional con el que empezó a abrirse camino en el mundo de la moda, pero no le hizo desistir de su ideal. Dos años mas tarde ingresó a la universidad con la carrera de sus sueños, desviviéndose por su estudio sin embargo, llevando las mejores notas. La aceptación de su trabajo fue gradual desde el comienzo, pero exitosa. Para su último año de curso ya contaba con dos empresas que la querían en su bando, además de un prometido encantador con el cual se casaría a la primera oportunidad tras terminar sus estudios mientras que su hermana, pronto se graduaría de la facultad de derecho. A sus 22 se dio el lujo de irse con el mejor postor para ella: quien le ofreció el lugar más acorde a lo que adoraba (el diseño), aunque con un sueldo más bajo que el contrincante que le solicitaba para un puesto casi mediocre a la perspectiva de la rubia, en la misma rama pero mas técnico y menos artístico. No era riqueza lo que buscaba y lo dejó claro desde el principio, por lo que no existió nada parecido al arrepentimiento en la francesa,. Ella confiaba en que los verdaderos frutos vendrían después.

Llegó sin embargo, el evento que marcaría su última metamorfosis. Llegaba a su hogar con la buena noticia de que tras todos los duros meses de trabajo, podría pedir un traslado a cualquiera de las dos sedes de la empresa para la que laboraba, sea en Italia o en Inglaterra, mas apenas abrir la puerta se halló con Selene... besándose, ni más ni menos que con su futuro esposo. El compromiso se fue al diablo, junto con su creencia en el matrimonio y por demás, en los hombres; aunado por supuesto el respeto hacia su gemela. Poco y al final, nada de la joven fiel hasta con el pensamiento, tímida y recatada fue quedando. Para variar, sobrevino la noticia de que un familiar -por parte del padre- se encontraba enfermo y deseaba que la familia le visitara. Clarimond no lo pensó más, y pidió el traslado a Inglaterra por lo que, al retirarse la familia cuando su pariente se hubo recuperado, ella se quedó en tierras británicas, en Sheffield.

A los 27, con la experiencia y creatividad necesarias funda su primera linea de ropa, en un principio llamada Turquoise Dream. Su tío Jean (a quien contrató para que llevara las finanzas en su firma) le recomienda que cambie el nombre y así lo realiza, dejando su identidad completa a la compañía con su mención. Esta se mantiene en crecimiento lento, aunque constante hasta que llega el momento en que tiene que dedicarse a ella por completo, dejando con gratitud su trabajo en la sociedad que le abrió primero las puertas, y con las que aún mantiene alianza. Actualmente continua dirigiendo su casa de modas, y apareciendo en algunas campañas del mismo rubro como socia, o como modelo.



Charlotte
Admin

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 02/06/2012

Ver perfil de usuario http://amaranth.foroactivo.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Clarimond ficha

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.